Saltar al contenido

Elena Manzano: La consejera de Hacienda de Extremadura que ganó la batalla al fisco para desgravarse la guardería de sus hijos

Elena Manzano: La consejera de Hacienda de Extremadura que ganó la batalla al fisco para desgravarse la guardería de sus hijos

Elena Manzano: La consejera de Hacienda de Extremadura que ganó la batalla al fisco para desgravarse la guardería de sus hijos

El Supremo reconoce a las madres trabajadoras como Elena Manzano el derecho a deducirse hasta 1.000 euros del IRPF por gastos en centros de cuidados no autorizados como educativos

Elena Manzano: La consejera de Hacienda de Extremadura que ganó la batalla al fisco para desgravarse la guardería de sus hijos

El Tribunal Supremo reconoce a las madres trabajadoras el derecho a desgravarse los gastos en guardería en el IRPF, incluso si el centro de cuidado no está autorizado como educativo. Esto supone un avance en la conciliación laboral y familiar.

Elena Manzano: La consejera de Hacienda de Extremadura que ganó la batalla al fisco para desgravarse la guardería de sus hijos

El Tribunal Supremo ha reconocido el derecho de las madres trabajadoras, como Elena Manzano, a desgravarse hasta 1.000 euros del IRPF por gastos en centros de cuidados no autorizados como

educativos. Esta decisión supone un avance significativo para las madres que inscriben a sus hijos en guarderías que tienen un fin de cuidados, pero no cuentan con autorización como centro educativo.

El derecho a deducirse los gastos en guarderías

Hasta ahora, solo se permitía la deducción en el IRPF de los gastos en guarderías que contaban con autorización como centro educativo. Sin embargo, esta limitación ha sido corregida por el Tribunal

Supremo, que reconoce el derecho de las madres trabajadoras a desgravarse estos gastos, incluso si el centro de cuidado no está autorizado como educativo.

Un avance en la conciliación laboral y familiar

Esta decisión del Tribunal Supremo es un avance importante en la conciliación laboral y familiar de las madres trabajadoras. Ahora, aquellas que elijan llevar a sus hijos a guarderías que se dedican exclusivamente a su cuidado, sin contar con reconocimiento educativo, podrán beneficiarse de esta

deducción en el IRPF. Esto supone un alivio económico para las familias y una garantía de acceso a servicios de calidad para los niños.

Preguntas frecuentes sobre la deducción en el IRPF por gastos en guardería

¿Qué es la deducción en el IRPF por gastos en guardería?

La deducción en el IRPF por gastos en guardería es beneficio fiscal que permite a las madres trabajadoras desgravar parte de los gastos que han incurrido al inscribir a sus hijos en una guardería.

¿Quiénes pueden beneficiarse de esta deducción?

Todas las madres trabajadoras que hayan inscrito a sus hijos en una guardería, incluso si el centro de cuidado no está autorizado como educativo, pueden beneficiarse de esta deducción en el IRPF.

¿Cuál es el plazo para solicitar esta deducción?

El plazo para solicitar esta deducción en el IRPF por gastos en guardería es el mismo que el plazo para presentar la declaración de la renta. Generalmente, esto se realiza entre los meses de abril y junio de cada año.

Con esta decisión del Tribunal Supremo, se reconoce el derecho de las madres trabajadoras a desgravarse los gastos en guardería, incluso si el centro de cuidado no está autorizado como educativo. Esto supone un avance importante en la conciliación laboral y familiar, y proporciona a las familias un alivio económico. No dudes en aprovechar esta deducción si eres madre trabajadora y has inscrito a tus hijos en una guardería.


El Tribunal Supremo reconoce el derecho de las madres trabajadoras a desgravarse los gastos en guardería en el IRPF, incluso si el centro de cuidado no está autorizado como educativo. Descubre cómo esta decisión representa un avance en la conciliación laboral y familiar. Aprovecha esta deducción si eres madre trabajadora y has inscrito a tus hijos en una guardería.

Fuente** Noticias Extremadura

Elena Manzano: La consejera de Hacienda de Extremadura que ganó la batalla al fisco para desgravarse la guardería de sus hijos