Saltar al contenido

Estas serán las nuevas pensiones en 2023 si se aplica la ley de la Seguridad Social

Estas serán las nuevas pensiones en 2023 si se aplica la ley de la SS

Estas serán las nuevas pensiones en 2023 si se aplica la ley de la SS

Las estimaciones que ha elaborado la Fundación Fedea muestran que si la revalorización se hace conforme a la ley, habría que aplicar un incremento del 6% a la cuantía de las pensiones de la Seguridad Social.

Estas serán las nuevas pensiones en 2023 si se aplica la ley de la Seguridad Social

Según se ha expresado esta semana por el Gobierno de España, las pensiones subirán en 2023. Con la reforma de las pensiones, a comienzos de año, se sufrió una revalorización anual de estas ayudas de la Seguridad Social conforme a la evolución del IPC. A pesar de estar solo en el cuarto mes de 2022, desde el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones han tenido que adecuar la hucha de las pensiones a la situación económica por la inflación económica actual. 

Desde la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (FEDEA), han mostrado una versión optimista si se adecúan a la ley de las pensiones. La fundación ha expresado que la revalorización que habría que aplicar a las pagas será del 6%, frente al 7,5% que estima el Banco de España, como se detallará más adelante. Estas serán las nuevas pensiones en 2023 si se aplica la ley de la SS

Antes de detallar cómo quedarán las pensiones de la Seguridad Social, hay que destacar que, actualmente, el IPC se encuentra en un 9,8% interanual. Una cifra que asusta, aunque desde el Ejecutivo no prevén que se alcancen los dos dígitos. La revalorización mencionada por FEDEA es mucho más baja que el IPC, pero implicaría que en 2023 el gasto público total en pensiones superará los 188.500 millones, un dato que equivale al 14% del PIB español. 


Estas serán las nuevas pensiones en 2023 si se aplica la ley de la S S

¿Cómo quedarán las pensiones en 2023 con la inflación actual?

Si se aplica el dato de IPC de marzo (9,8%) junto al pronóstico de Fedea (6%), las cuantías de las pensiones que del INSS, es decir, las pensiones contributivas mínimas para el próximo año, serían las que se detallan a continuación.

Pensión de jubilación con 65 o más:

Con cónyuge a cargo: los beneficiarios cobran un mínimo de 12.467 euros al año, repartidos en 14 pagas, que son 890,5 euros mensuales. La revalorización estimada seria de 1.221,76 al año, lo que supone cobrar 13.688 euros anuales, o 977,76 euros al mes. Si, como indica Fedea, el IPC fuera del 6%, la subida sería de 13.215,02 euros anuales y la mensualidad de 943,93 euros.

Sin cónyuge a cargo: un IPC al 6% supondría un total anual de 10.710,02 euros anuales y una paga mensual de 765 euros.

Con cónyuge no a cargo: según expresa Fedea, con la inflación quedaría una revalorización de 575,4 euros, lo que dejaría el total anual en los 10.165,4 euros al año y cada paga en los 726,10 euros mensuales.

Pensión de jubilación con menos de 65 años:

Con cónyuge a cargo: si el IPC se quedara en el 6%, la subida anual dejaría una jubilación de 12.389,91 euros al año, y cada paga en 884,99 euros mensuales.

Sin cónyuge a cargo: quienes se encuentren en esta posición, recibirían un importe mínimo anual de 10.019,96 euros y un mensual de 715,71 euros, repartido en 14 pagas.

Con cónyuge no a cargo: con las previsiones hechas por Fedea, el total anual sería de 9,470 euros anuales y de 676,49 euros mensuales, si se computaran mes a mes. Estas serán las nuevas pensiones en 2023 si se aplica la ley de la SS

Incapacidad permanente de gran invalidez:

Con cónyuge a cargo: con un IPC situado al 6%, la cuantía de la pensión mínima sería de 18.701,2 euros, por lo que cada paga se quedaría en 1.415 euros al mes.

Sin cónyuge a cargo: tras la inflación calculada al 6%, se quedarían unas pensiones de 16.065,78 euros, lo que supondrían 1.147 euros mensuales. 

Con cónyuge no a cargo: los beneficiarios de la pensión recibirían una pensión de 15.248 euros anuales y una mensualidad de 1.089,15 euros.

Incapacidad absoluta o total de los titulares de 65 años o más:

Con cónyuge a cargo: con una revalorización del IPC al 6%, la subida fijaría una pensión de en 13.215,02 euros al año y una mensualidad en 943,93.

Sin cónyuge a cargo: un IPC al 6%, dejaría el total anual en los 10.710,02 euros y cada paga mensual en 765 euros.

Con cónyuge no a cargo: actualmente, si la inflación se situara en el 6% de cara al próximo año, la cuantía de la pensión dejaría un total anual en 10.165,4 euros y una mensualidad fijada en 726,1 euros.

Incapacidad total de los titulares entre 60 y 64 años:

Con cónyuge a cargo: con la inflación que toma como referencia Fedea, el total al año quedaría en los 12.389,91 euros y en los 884,99 al mes.

Sin cónyuge a cargo: tras una revalorización al 6%, quienes cobran esta pensión obtendrían 10.019,96 euros al año y una mensualidad de 715,71 euros.

Con cónyuge no a cargo: la mínima para el año que viene al 6% reflejaría una pensión de 9.470 euros al año y de 676,49 euros en cada mes.

Incapacidad total derivada de una enfermedad común para menos de 60 años:

Con cónyuge a cargo o sin él: con una inflación al 6%, los pensionistas recibirán el año que viene 7.894,88 euros anuales y una cuantía mensual de 563,92 euros.

Con cónyuge no a cargo: la revalorización de Fedea supondría una pensión anual de 7.826,61 euros al año y 559 euros en cada mensualidad de las 14 que se cobran al año.

Pensión de viudedad:

Con cargas familiares: si el IPC es el que indica Fedea, la subida fijaría una mensualidad de 884, 99 euros. Al mes se cobraría una paga de 12.389,91 euros.

Mayores de 65 años o con discapacidad igual o superior al 65%: si se cumple el pronóstico del 6%, se quedaría un total de 10.710 euros anuales y una pensión mensual de 765 euros.

Titulares de entre 60 y 64 años: con el IPC se fijase al 6%, el importe mínimo anual sería de 10.019,96 euros y se cobraría una mensualidad de 715,71 euros.

Menores de 60 años sin cargas familiares: si la revalorización fuera del 6%, la paga de la pensión sería de 8.114,51 euros anuales. La cuantía mensual sería de 579,6 euros.

Pensión de orfandad:

Por beneficiario: la paga mínima mensual sería de 233,94 euros, lo que supondría una pensión de 3.274 euros anuales.

Para menores de 18 años con una discapacidad igual o superior al 65%: el próximo año, la pensión mínima se fijaría en 6.440,56 euros anuales, por lo que cada mes, el pensionista recibirá 460 euros.

Para casos de orfandad absoluta: aplicar el 6% supondría cobrar 10.019,96 euros al año y una cantidad al mes de 715,71 euros.

En favor de familiares:

Por beneficiario: la revalorización de la pensión en un 6% sería de 233,95 euros mensuales, lo que en el cómputo total del año se cobraría una pensión de 3.275,18 euros.

Si no existe viudo ni huérfano, un solo beneficiario con 65 años o más sumaría con un IPC al 6%, una totalidad de 7911,18 euros. En cambio, si el beneficiario es menor de 65 años, la paga se fijaría en 7.455,61 euros anuales y la mensualidad en 551,63 euros.

Si hay varios beneficiarios, el mínimo asignado a cada uno se incrementará en el importe que resulte de prorratear 4.839,3 euros anuales entre el número de personas que compartan la pensión. Fuente*

Estas serán las nuevas pensiones en 2023 si se aplica la ley de la SS

Consejos para comprar con prudencia en la temporada de rebajas 2023

Así es el cheque alimentación: cuantía y requisitos para solicitarlo en 2023

Así es el cheque alimentación: cuantía y requisitos para solicitarlo en 2023

Hoy cocina la abuela Es una página web que te acercará a aquellos olores y sabores de la infancia con una selección de las mejores recetas de «La abuela cocina hoy»